Sistemas que Gestionan tu Energía. Sistemas de Control

Cuando se decide proyectar un edificio, el sistema de control, aunque aún no es una de los capítulos más caros del coste total del edificio, sí que es una prestación que permite hacerlo eficiente y sostenible a largo plazo, además de facilitar su gestión. Éste es el objetivo principal de un sistema de control. Pero precisamente porque supone un coste adicional, hay que medir bien sus prestaciones, en definitiva, que sea amortizable.

Cuando se diseña un sistema de control, se parte de un listado de puntos que se debe controlar, una serie de señales necesarias para que el sistema de control tenga sentido, ponderando el coste con los resultados. Esto es totalmente lógico desde el punto de vista del diseño, pero si miramos más allá de llevar a termino el proyecto, debemos tener en cuenta el día a día del edificio como un sistema vivo, que pueda evolucionar, porque en muchas ocasiones los espacios de un edificio se rediseñan, se acondicionan una y otra vez para darle nuevos usos. Tal es el caso de los hoteles, los museos, edificios de oficinas multi-empresa, etc.

Actualmente contamos con más tecnologías de las que somos capaces de integrar. Cada fabricante barre para casa cuando patenta una solución o un sistema, con el fin de proteger su desarrollo y confiando en acaparar el máximo de consumidores que haga que el I+D haya valido la pena. Pero hay otros fabricantes, (o incluso estos mismos pero con otras líneas de producto), que apuesta por fabricar ateniéndose a un estándar del mercado. Lo que alienta a los fabricantes a tomar esta decisión es la de subirse a un carro que ya tiene una "velocidad comercial" y que acelera la venta de sus productos.

Desde un punto de vista ético

Leer más...

Se habla mucho sobre los "Open Systems" como los sistemas que permiten al usuario final la personalización, ampliación (escalabilidad) y mantenimiento del sistema de control con cualquier tipo de controladores, gracias a la utilización de cualquiera de los protocolos estandarizados.

Para que un sistema sea realmente abierto, se deben dar las siguientes condiciones:

Leer más...